VIDEOS..., MÚSICA..., FOTOS..., I PRINCIPALMENTE... LIBROS, LIBROS I LIBROS

martes, 9 de diciembre de 2008

(234) LUCES DE BOHEMIA de RAMÓN DEL VALLE-INCLÁN (1866-1936). Austral. 295 páginas


Luces de Bohemia es una obra teatral publicada en 1920 y revisada y reeditada en 1924. Con ella se inaugura un nuevo género teatral, el esperpento.
El esperpento es una denominación del propio autor para su nuevo género dramático, tomando un término que ya era popular para designar "cosas o personas feas o extravagantes; malas obras de teatro".

El argumento de la obra es un dantesco viaje: la peregrinación nocturna del protagonista, el poeta ciego Max Estrella guiado por su alter ego, Don Latino de Hispalis, por diversos lugares madrileños (librerías, tabernas, delegación de policía del Ministerio de la Gobernación, lugares de ereotismo vergonzante, cafés de cierto renombre), hasta verle morir en el quicio oscuro de su propia casa.

Parece que detrás de este desventurado personaje se esconde la figura de Alejandro Sawa, poeta y escritor que muere ciego y loco, en Madrid, en 1909.

Ramón del Valle-Inclán nació en Villanueva de Arosa (Pontevedra) y falleció en Santiago de Compostela. Pasó su infancia y adolescencia en su comarca natal y cursó la carrera de abogado en la Universidad de Compostela.

A los veinte años se trasladó a México, de donde regresó poco después. En 1895 inició en Madrid sus tareas literarias con cuentos y artículos, publicados en la prensa, que permitían vislumbrar al futuro maestro. Recorrió gran parte de América del Sur y de 1914-18 vivió en Francia.

Formó parte de la corriente denominada Modernismo en España y próximo, en sus últimas obras, al alma de la Generación del 98; es considerado uno de los autores clave de la literatura española del siglo XX.

Escribió gran cantidad de obras de teatro, novelas, poesía,...

Valoración personal: Una obra fundamental de Valle-Inclán y del teatro español de los primeros años del siglo XX. La obra nos sitúa alrededor de 1920, pero en su trama aparecen personajes y hechos históricos que no coincidieron en el tiempo. Como se dice en el apéndice de esta edición, Valle-Inclán "condensa el tiempo" y lo hace de una manera magnífica.

La obra se desarrolla en un espacio temporal muy breve, aproximadamente veinticuatro horas, pero discurre en multitud de ambientes y con una gran cantidad de personajes, cincuenta y cuatro, siendo la obra teatral de Valle-Inclán con mayor número de caracterizaciones.

No hay comentarios: