VIDEOS..., MÚSICA..., FOTOS..., I PRINCIPALMENTE... LIBROS, LIBROS I LIBROS

lunes, 30 de marzo de 2009

(247) EMILIO, O DE LA EDUCACIÓN de JEAN JACQUES ROUSSEAU (1712-1778). Alianza Editorial. 771 páginas

Todo está bien al salir de las manos del autor de las cosas: todo degenera entre las manos de hombre. Fuerza a una tierra a nutrir las producciones de otra; a un arbol a llevar los frutos de otro. Mezcla y confunde los climas, los elementos, las estaciones. Mutila a su perro, a su caballo, a su esclavo. Transforma todo, desfigura todo: ama la deformidad, los monstruos; no quiere nada tal como lo ha hecho la naturaleza, ni siquiera al hombre: necesita domarlo para él, como a un caballo de picadero; necesita deformarlo a su gusto como a un árbol de su jardín.

Así comienza esta novela filosófica de Jean-Jacques Rousseau, publicada en 1762. En ella traza la educación ideal de un discípulo imaginario, Emilio, desde su nacimiento hasta la edad adulta. El principio fundamental de esta educación se basa en seguir hasta las últimas consecuencias el dictado de la naturaleza. A Emilio no se le enseñará a leer hasta que él mismo experimente la sed del conocimiento, mientras que su instrucción literaria será restringida deliberadamente.

La filosofía educativa de Rousseau, en lo que se refiere a la religión, es también radical. Aboga por retrasar la instrucción religiosa del niño para evitar el adoctrinamiento y las ideas equivocadas sobre Dios. Emilio, así pues, no recibe enseñanza según una determinada doctrina, pero irá adquiriendo la razón y el conocimiento suficientes para poder decidir por sí mismo.

La primera adolescencia es una época en la que se hace necesari aprender por experiéncia más que mediante el estudio académico. Vemos, pues, a Emilio planteando y respondiendo sus propias preguntas, basadas en sus observaciones de la naturaleza.

En el quinto y último libro de la obra, Rosseau centra su atención en la educación de Sofia, la "mujer ideal" y futura esposa de Emilio, y se muestra contrario a que las niñas y jóvenes reciban una educación seria, partiendo de la idea de que los hombres y la mujeres possen diferentes atributos y por tanto su educación ha de ser totalmente diferente.
La novela concluye con la boda de Emilio y Sofia, quienes se proponen compartir su vida en el campo.

Valoración personal: Hace casi doscientos cincuenta años de la publicación de Emilio y algunas de las ideas que plantea Rousseau en el libro pueden considerarse vigentes, pero otras están superadas como el papel diferente que atribuye a hombres y mujeres en función del sexo lo que justifica la diferencia en la educación. Por otra parte, Emilio, no es una obra fácil de leer, al contrario: aparte de su gran extensión, es densa en su contenido y llega a hacerse pesada. No obstante, junto con El contrato social, es una de las más importantes obras de uno de los máximos exponentes del pensamiento ilustrado francés del siglo XVIII.

No hay comentarios: