VIDEOS..., MÚSICA..., FOTOS..., I PRINCIPALMENTE... LIBROS, LIBROS I LIBROS

lunes, 28 de noviembre de 2011

(342) EL BUSCÓN de FRANCISCO DE QUEVEDO (1580-1645). Cátedra. 309 páginas

El Buscón es el nombre abreviado de Historia de la vida del Buscón, llamado Don Pablos; ejemplo de vagabundos, y espejo de tacaños, título con el que esta novela se publicó por primera vez en Zaragoza el año 1626, aunque Quevedo la escribió en los primeros años del siglo XVII y durante unos años estuvieron circulando algunas copias manuscritas.

El título ya nos indica claramente el contenido de la novela. Se encuadra dentro del género de novela picaresca, un género muy popular en el siglo XVII, iniciado el siglo anterior por el Lazarillo de Tormes, de autor desconocido.

En cuanto a la estructura, el libro está divido en tres partes y un total de 23 capítulos. Es una novela relativamente corta. Esta edición, de la editorial Cátedra tiene poco más de trescientas páginas, pero si prescindimos de la introducción y las numerosas notas a pie de página, la obra en si nos quedaría reducida a un tercio.

Un clásico de la literatura española. Hay que destacar los rasgos cómicos que aparecen en ella, pero sobre todo es una crítica social: pretende demostrar la imposibilidad de ascenso social. Pablos quiere ser otra cosa y así se pone de manifiesto en varias ocasiones, pero todos sus intentos por mejorar fracasan. También hay que decir que, a pesar de la brevedad, no es fácil de leer por el empleo de palabras y expresiones de la época que actualmente cuestan de entender.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

(341) LA SONRISA ETRUSCA de JOSÉ LUIS SAMPEDRO (1917). Debolsillo. 329 páginas

Esta novela de José Luis Sampedro se publicó en 1985, pero hasta hace un par de meses no tenía conocimiento de ella. Cuando comenzó a aparecer en la lista de los libros más votados -ver unos posts abajo- pensé que algo debía de tener. Busqué referencias y como eran buenas, me puse a leerla. Ciertamente la novela no defrauda y merece sobradamente el puesto que ocupa.

El protagonista de la obra es Salvatore Roncone, un viejo cascarrabias, tozudo y extraordinariamente apegado a la tierra calabresa -de Calabria, en el sur de Italia- en la que nació. El campesino es trasladado por su hijo Renato a Milán, para ser tratado de un cáncer. En la gran ciudad se encuentra con el choque de dos mundos totalmente opuestos: la vida tradicional del campo, frente a la vida de una ciudad moderna.
Pero allí también está su pequeño nieto Bruno, de trece meses de edad, y se establece una relación muy especial entre el abuelo y el nieto, en quién Salvatore vuelca su ternura y a quién intenta transmitir su amor por la vida que a él, como consecuencia de la enfermedad, se le va escapando. Incluso allí vive una última pasión: un amor que cubre con su luz los últimos momentos de su vida.

Una novela recomendable. Contiene escenas divertidas a la vez que explica una historia tierna y emocionante, pero sin caer en cursilerias ni en sentimentalismos compasivos. El viejo es consciente de la enfermedad y de que le quedan unos pocos meses de vida, pero no hace un drama de ello y más bién se lo toma con sentido del humor y con serenidad.

lunes, 7 de noviembre de 2011

(340) EL GATOPARDO de GIUSEPPE TOMASI DI LAMPEDUSA (1896-1957). Editorial Edhasa. 360 páginas

Giuseppe Tomasi di Lampedusa nació en Palermo y murió en Roma. Miembro de la alta aristocracia siciliana, vivió en varios paises de Europa y participó activamente en las dos guerras mundiales. Es autor de varios relatos y cuentos, pero su obra más importante es la novela El Gatopardo, que escribió entre finales de 1954 y 1957 pero no la llegó a ver publicada ya que fue rechazada por la editorial Mondadori.

El Gatopardo, narra las vivencias de Don Fabrizio Corbera, Príncipe de Salina -personaje inspirado en Giulio de Lampedusa, bisabuelo del autor-, y su familia entre 1860 y 1910.
En mayo de 1860, tras el desembarco de Garibaldi en Sicilia, Don Fabrizio asiste con distancia y melancolia al final de una época que supone la decadencia de la aristocracia que él representa y el ascenso de otra clase social, la burguesia, personificada en la obra por Don Calogero, el alcalde de la pequeña villa de Donnafugata en la cual la familia Salina pasa una temporada.
A pesar de algunas reticencias, Don Fabrizio sabe adaptarse a la nueva situación y acepta de buen grado la unión de su sobrino Tancredi con Angélica, la hija de Don Calogero.

Una novela recomendable. Un reflejo de la alta sociedad sicialiana en la segunda mitad del siglo XIX, la época en que se produce la unificación italiana con Garibaldi y el rey Victor Manuel II.

En 1963, Luchino Visconti dirige la película basada en la novela. En ella intervienen Burt Lancaster, Alain Delon y Claudia Cardinale.