VIDEOS..., MÚSICA..., FOTOS..., I PRINCIPALMENTE... LIBROS, LIBROS I LIBROS

viernes, 26 de julio de 2013

(383) ELS ALTRES CATALANS de FRANCESC CANDEL (1925-2007). Edicions 62. Labutxaca. 408 pàgines

Els altres catalans és un assaig, un assaig-reportatge com diu el mateix autor, sobre la immigració a Catalunya, encara que es centra sobretot a Barcelona.

El llibre va sortir per primera vegada l'any 1964, concretament la diada de Sant Jordi, i això s'ha de tenir en compte per diversos motius. En primer lloc, perquè en aquella època la censura franquista limitava molt a l'hora de publicar qualsevol libre. De fet, el sedàs de la censura va obligar a suprimir i modificar nombrosos passatges. Aquesta edició, a càrrec de Jordi Amat, presenta el text original íntegre, restituint els fragments que en un principi es van haver de tallar. També cal considerar la data en què el llibre es va escriure i publicar alhora de saber de quina immigració ens està parlant. Lògicament, encara no s'havia produït l'onada immigratòria de finals del segle XX i principis del XXI. Així quan es refereix als immigrants d'abans, vol dir els que van arribar cap als anys vint i els d'ara són els immigrants posteriors a la guerra civil.  I malgrat que, com diu en un capítol, hi ha un paral.lelisme entre els immigrants de totes les èpoques, les condicions socials, econòmiques, així com el lloc de procedència dels que vénen de fora són molt diferents en una i altra època, la qual cosa és un condicionament important.

El llibre em sembla força interessant com a testimoni històric i aborda molts aspectes de la vida dels que van arribar a Catalunya, bàsicament d'altres lloc de l'estat espanyol, durant els anys 40, 50 i 60: la vivenda, la feina, els costums, la cultura, la relació amb l'idioma català,...

Per entendre millor el llibre, cal saber una mica qui era l'autor. Francesc Candel Tortajada va nèixer a Casas Altas, província de València i amb només dos anys es va traslladar a Barcelona amb la seva família i va viure a les barraques de Montjuïc. Va treballar en diversos oficis fins que es va sentit atret per la literatura. Va ser senador per Barcelona i regidor de Cultura de l'Ajuntament de l'Hospitalet de Llobregat. Al 2003 va rebre la Medalla d'Or de la Generalitat de Catalunya per la seva tasca a favor de la integració dels nouvinguts.

jueves, 11 de julio de 2013

Recital de poesía de Enlabasílica


Esta tarde he tenido el placer de asistir al recital de poesía, en Badía del Vallès, de Amelia de Querol Orozco, Enlabasílica en Librodearena. El nombre genérico del recital, EN LOS ARRABALES DEL ALMA -Tomando conciencia. Instantes para una poesía social-. 
Podría poner cualquiera de los quince poemas -más tres que estaban fuera de programa- con que nos ha regalado los oídos, todos de contenido social. Pero, por su emotividad me quedo con éste, una denuncia de la pederastia.

MANCILLANDO PRIMAVERAS

Hay un bosque ahogado,
agónico en suspiros de hielo,
donde se prometía entereza
en robles y castaños;
hay un páramo ajado en areniscas,
mísero de verdes,
donde se anunciaban praderas
en algarabía de gorriones;
hay una tempestad negra,
infecta en breas de angustia,
donde se esperaban besos de mar y de salitre.

Y todo porque, en tu miseria,
a golpes de desconcierto y de enjundia,
enfundaste, en amnesias, tus fracasos,
y tu pene en la ruindad de un hálito salvaje,
arrasando, con tu esperma,
una inocencia
a las puertas del paraíso.

Hoy, un triste pesebre de agonía en cóleras,
recuerda la ignominia
con que enturbiaste el silencio de una flor
y perturbaste el sueño de un querube
mientras que, entre sudor y náuseas,
tu víctima se agita en despertares.

No pretendas ampararte en psicodelias,
ni menos en el negro cuervo de las sotanas,
sólo eres capaz de mancillar primaveras,
de atizar escorias, 
de maquinar cábalas y alquimias,
entre cicutas y pócimas de rabia y semen.

Las poluciones infectas de tu bragueta
siguen testificando la podredumbre de tu vómito.

martes, 9 de julio de 2013

(382) EL NOMBRE DE LA ROSA (r3) de UMBERTO ECO (1932- ). Círculo de Lectores. 752 páginas




Para mí, un clásico de los que hay que leer, y más de una vez. Lo leí por primera vez hace nueve años y en este caso es la tercera lectura. Aunque se trata de una edición diferente, el traductor es el mismo, Ricardo Pochtar, por lo que el texto no difiere de una a otra edición.

Si entendemos por clásico en literatura aquella obra que transciende en el tiempo sin perder vigencia, El nombre de la rosa, responde a esta definición, aunque únicamente han pasado 33 años desde que apareció (se publicó en 1980). 


La novela trancurre en el turbulento ambiente religioso del siglo XIV. Es la Edad Media y corre el invierno de 1327, bajo el papado de Juan XXII. El franciscano Guillermo de Baskerville y su discípulo Adso de Melk, llegan a una abadía benedictina ubicada al norte de Italia y famosa por su impresionante biblioteca con estrictas normas de acceso. Guillermo debe organizar una reunión entre los delegados del Papa y los líderes de la orden franciscana, en la que se discutirá sobre la supuesta herejía de la doctrina de la pobreza apostólica, promovida por una rama de la orden franciscana: los espirituales. La celebración y el éxito de dicha reunión se ven amenazados por una serie de muertes que se producen en la abadía y que los supersticiosos monjes, a instancias del ciego Jorge de Burgos, consideran que siguen la pauta de un pasaje del Apocalipsis. 

Guillermo y Adso, evadiendo en muchos momentos las normas de la abadía, intentan resolver el misterio descubriendo que, en realidad, las muertes giran alrededor... (quién quiera saber la continuación ha de leer el libro, o ver la película que tambén está muy bién). 

La novela reconstruye con detalle la vida cotidiana en la abadía y la rígida división horaria de la vida monacal. 

Está estructurada en siete días y cada uno de éstos en las correspondiente horas canónicas: maitines, laudes, prima, tercia, sexta, nona, vísperas y completas. Para conseguir una mejor ambientación, el autor usa en repetidas ocasiones citas en latín, especialmente en las conversaciones eruditas entre los monjes, pero esto no supone ningún problema a la hora de la comprensión.

La historia está narrada en primera persona por el ya anciano Adso, que desea dejar un registro de los sucesos que presenció siendo joven en la abadía. 

El libro finaliza con una frase en latín (STAT ROSA PRISTINA NOMINE, NOMINA NUDA TENEMUS), que da título a la obra y que podría traducirse como "De la rosa nos queda únicamente el nombre". En 1985, Umberto Eco publicó Apostillas a El nombre de la rosa (incluidas en esta edición) donde explica el porqué del título: "La idea de El nombre de la rosa se me ocurrió casi por casualidad, y me gustó porque la rosa es una figura simbólica tan densa que, por tener tantos significados, ya casi los ha perdido todos: rosa mística, y como rosa ha vivido lo que viven las rosas, la guerra de las dos rosas, una rosa es una rosa es una rosa es una rosa, los rosacruces, gracias por la expléndidas rosas, rosa fresca toda fragancia. Así el lector quedaba con razón desorientado, no podía escoger tal o cual interpretación... El título debe confundir las ideas, no regimentarlas".