VIDEOS..., MÚSICA..., FOTOS..., I PRINCIPALMENTE... LIBROS, LIBROS I LIBROS

viernes, 29 de julio de 2011

(334) LA LEONA BLANCA de HENNING MANKELL (1948). Tusquets. 648 páginas

La leona blanca es la tercera entrega de la serie Wallander. De las tres es la más extensa -el doble de páginas que las anteriores- y para mí, sin duda, la mejor. No he leido las que siguen, hasta un total de diez, pero costará que estén a la altura de esta. En realidad se trata de dos historias paralelas que pasan en lugares tan distintos como Suecia y Sudáfrica, dos historias que en principio parece que nada tienen que ver, pero poco a poco van encajando como si fuesen piezas del mismo puzle.

El autor, Henning Mankell nació en Suecia pero su vida transcurre entre este país y Mozambique, donde dirige el teatro nacional Avenida de Maputo, siendo pues un gran conocedor del continente africano. Está considerado como el maestro de la novela negra actual y solo por esta obra ya merecería ese título.

La historia se ubica en 1992 y son numerosos los elementos que entran en juego: asesinos a sueldo, organizaciones de extrema derecha, conflictos raciales, conspiraciones..., una auténtica novela policíaca y de suspense.

Aparecen también algunos personajes reales, lo que contribuye a aumentar el interés: Frederic de Klerk, presidente de Sudáfrica desde 1989 hasta 1994 y Nelson Mandela, que le sucedió y ocupó el cargo entre 1994 y 1999. Ambos lucharon contra la política de segregación racial -apartheid-, el fenómeno alrededor del cual gira la novela y del que el autor, naturalmente, como sueco, como europeo y como socialdemócrata está en contra.

En la página web de Mankell está muy bien resumido el argumento de la novela:
El hallazgo del cadáver de una joven agente inmobiliaria, asesinada brutalmente sin ningún motivo aparente, supone para Wallander un descenso a los infiernos mucho más largo y profundo de lo que nunca hubiera imaginado al iniciarse un caso. Y esta vez, además se trata de una conspiración internacional detrás de la cual se encuentra una organización de extrema derecha. Ésta, decidida a dinamitar el proceso antiapartheid en la lejana Sudáfrica, ha contratado a un asesino a sueldo, quien, con la ayuda de un antiguo agente de la KGB, planea atentar contra un importante dirigente muy cerca de donde Wallander investiga. Acosado por sus persistentes problemas personales, el inspector entrará en una espiral de suspense cada vez más vertiginoso. Una de las novelas políticamente mas comprometidas de Henning Mankell.

No hay comentarios: